Dotar al participante de las competencias que le permitirán reconocer sus derechos, identificar sus obligaciones y analizar las responsabilidades derivadas de su práctica profesional con el propósito de que éste ejerza su disciplina cumpliendo con los parámetros establecidos por la normativa nacional e internacional vigente.

Este programa está diseñado para que el profesional pueda revisar y abordar las distintas técnicas que permiten identificar a los enfermos en una situación crítica, aplicar las técnicas aprendidas, así como realizar una sustitución de las funciones respiratoria y circulatoria en el caso en que el enfermo es incapaz de realizarlas por sí mismo, o aplicar técnicas de resucitación cardiopulmonar en caso necesario.

Además, incluye los aspectos más relevantes acerca de la organización de un servicio de urgencias de pediatría, el proceso de triage de los pacientes según su gravedad, su transporte, la necesidad de maniobras de RCP, el manejo de la vía aérea, así como todas las técnicas necesarias (ventilación asistida, administración de fármacos... etc.) para la estabilización del paciente, considerando su traslado a la unidad de cuidados intensivos pediátricos en caso necesario